El estrés es la segunda causa más importante de pérdida de cabello después de la genética, pero se puede combatir.

Este año sobre todo, no debemos descartar que la causa de la caída del cabello sea el estrés que acompaña a la pandemia que estamos sufriendo.

Además la caída del cabello nos provoca más estrés, angustia por que vemos la cantidad que perdemos en la ducha, cuando pasas el cepillo por el cabello o incluso cuando barremos la casa y vemos la cantidad de cabello que arrastramos…

Es algo que empieza a preocuparnos y cada vez son más las búsquedas en internet “caída de cabello, soluciones”.

Primero debemos encontrar la causa y después aplicar soluciones. Vamos a hablar de la perdida del cabello por estrés, los dermatólogos indican que debemos estar, tranquilas pero eso no es tan sencillo, ni es suficiente.

Si es por estrés podemos combatirlo, veamos algunas maneras de hacerlo.

Mindfulness y ejercicios de respiración para combatir el estrés y la caída del cabello

Mindfulness -podemos traducirlo como la conciencia o la atención plena- pero de fácil comprensión: es estar aquí y ahora. Es prestar más atención a una experiencia en el momento presente. Así de simple, y así de complicado.

Tenemos que hacer lo posible para relajarnos y otra forma es practicar ejercicios de respiración, inhalar y exhalar de forma consciente durante unos minutos y lo que mejor es hacerlos en la cama, cuando ya hemos dejado atrás el día.

Rodéate de un ambiente positivo

El ambiente que nos rodea es muy importante. Sabemos que los entornos ruidosos, sucios y contaminados afectan a nuestra salud mental, y dado que ahora muchos trabajamos desde casa, es importante crearnos un ambiente positivo.

Convierte una zona de la casa en tu espacio de trabajo y organízala a tu gusto y con cosas que te agraden. Haz que huela bien, incluye diferentes texturas… Hay muchos estudios sobre cómo nos afectan al ánimo las diferentes texturas. Tener a mano algo que nos agrade tocar también es una forma de relajarnos.

Estimula el cuero cabelludo

Masajear el cuero cabelludo ayuda a aumentar el flujo sanguíneo en toda la zona y a estimular los folículos pilosos para que el pelo crezca más y mejor.

Usa un aceite capilar o el tratamiento espesante que nos aconseje nuestro profesional del cabello, que purifique el cuero cabelludo al tiempo que estimule la circulación.

Seguir una dieta equilibrada

Como ya hemos mencionado en otras entradas de este blog, una dieta equilibrada es fundamental para tener un cabello sano, con cuerpo y que se vea bonito. Debemos asegurarnos de estar obteniendo la suficiente cantidad de nutrientes como hierro, vitamina D o Zinc.

Tratamientos de queratina

Un elemento clave del cabello es una proteína llamada queratina. Favorecer, por tanto, la producción de proteínas en el cuero cabelludo reforzará la formación de queratina y, en consecuencia, el cabello en sí.

Un buen tratamiento de queratina en tu salón de cuidado del cabello ayudará a reforzar el cuero cabelludo y de esta forma estaremos apoyando a que nuestro cabello esté más sano y fuerte. De esta forma podemos ayudar a que la caída del cabello no sea tan acusada.

Los tratamientos de luz de baja intensidad funcionan a ese nivel: Si bañas el cuero cabelludo con luz a una cierta frecuencia (650 nm), esta penetra en la piel, estimulando las células que hay debajo para que produzcan más proteínas. Funciona mejor en áreas donde todavía hay pelo, pero se está debilitando.

Realiza actividades diarias que te hagan sentir bien

No debemos olvidar que la caída del cabello de la que hablamos es provocada por el estrés. Nunca ha sido tan importante como ahora incorporar en tu rutina diaria esas actividades que sabes que te hacen un poquito más feliz.

No tiene por qué ser correr o andar rápido, vale cualquier cosa que te guste. Charla con algún amigo o familiar, tómate una taza de café o dedica cinco minutos a hacer respiraciones, tres veces al día.

Estamos en las fechas indicadas para tomarnos unos días de vacaciones y relajación. Si vamos a salir fuera de nuestra zona habitual estupendo tenemos ahí las herramientas perfectas para descansar y dejar el estrés atrás.

Si por el contrario no podemos salir de la ciudad, lo que podemos hacer, son cosas que nos aporten relajación y felicidad. Desconectar del estrés diario.